Actualidad

Cuántos tipos de vermut hay: blanco, rojo, seco y rosado

Podemos encontrar y saborear diferentes tipos de vermut según los ingredientes empleados. Podemos saborear el vermut rojo, el blanco, el seco y el rosado. A continuación, vamos a conocer cómo son cada uno de ellos y qué características los distinguen y marcan.

El vermut rojo procede de Italia donde es más amargo y especiado que en nuestro país. Nuestro vermut rojo es dulce y posee ese color característico gracias al caramelo que se lo añade en su elaboración. También se lo  conoce como vermouth rosso o vermut negro.

En España es el más conocido y consumido. En él se pueden apreciar fácilmente aromas de canela y hierbas aromáticas.

En su composición hay más de 40 extractos de hierbas, raíces, flores, especias y frutas. Aparte del vino y del azúcar, la combinación más común contiene clavo de Madagascar, pensamientos, frambuesas, díctamo de Creta, ajenjo, limón, raíz de lirio, árbol cascarillo y flor de hibiscus, ingrediente que aporta la tonalidad cobriza.

El vermut blanco nació en la primera década del siglo XIX de la mano de Joseph Noilly. De procedencia francesa, es el vermut más consumido en el mundo por su agradable dulzor y por sus deliciosas notas cítricas y de vainilla. El dulzor de este vermut no se debe a que se le añada más azúcar, sino al hecho de que se utilizan menos ingredientes amargos en su elaboración.

El vermut seco, también originario de Francia, es muy similar al blanco  aunque bastante más seco y amargo. No obstante, en su elaboración algunos fabricantes emplean grandes cantidades de azúcar. Se le conoce como dry vermouth y, sin duda alguna, es el vermut rey de los cócteles. Este tipo de vermut ha sido protagonista de muchas escenas cinematográficas, destacándose a James Bond como uno de los grandes promotores de esta bebida. El coctel se llama Vesper o Dry Martini, y se elabora con un vermut seco blanco llamado Lillet, que es una mezcla entre vermut seco y vino quinado. Todos recordamos la famosa frase que repite el agente 007 al pedirlo: Agitado pero no revuelto.

Otros cócteles muy famosos elaborados con este tipo de vermut son el Dry Manhattan, que lleva tres partes de whisky, una parte de vermut seco y un toque de angostura. El Sangre y arena que se ejecuta con una parte de whisky, una de brandy, otra de vermut seco y otra de parte de zumo de naranja.

Finalmente, el vermut rosado, considerado el más suave, ligero, fresco delicado y sofisticado de todos los vermuts. Con notas frutales y florales, en verano se consume acompañando a tapas de autor y presente en numerosos eventos. Su popularidad es relativamente reciente y, para muchos, todavía es un gran desconocido. Actualmente está escalando posiciones debido a su gran maridaje y a su espectacular sabor.

Recomiendan servirlo muy frío, con hielo y una rodaja de naranja o pomelo. También puede emplearse para elaborar más llamativos cócteles como el Manhattan, el Negroni o aquellos con zumo o licor de naranja como base.

Deja un comentario